Fhiorella

5 de noviembre de 2022

Hola, Gracias por leer esta aventura de mi pequeña amada.

M e llamo Greta y soy la madre de Fhiorella de 8 años. Mi hija fue diagnosticada el 13 de diciembre de 2021 de Leucemia linfoblástica aguda tipo B de grado intermedio.

T odo comenzó con un dolor en el brazo derecho desde finales de octubre de 2021. El dolor desapareció después de tres días de haber ingerido Ibuprofeno. Pasado un mes, en su rutina y en actividades extraescolares diarias estaba Fhiorella practicando mini tenis y baile, y nuevamente volvió el dolor en el brazo derecho. Desde ese 29 de noviembre fue una agonía y el dolor agudo no la dejaba dormir, así que la llevé a varias consultas públicas y privadas por urgencias en pediatría y traumatología. Le hacían radiografías en donde no se detectaba nada y me decían que siguiera dándole Ibuprofeno sin ninguna solución al dolor. En casa le colocaba diferentes cremas e hielo, sin embargo era en vano y pasábamos las noches en vela. Fhiorella lloraba y me pedía ayuda, No sabía que le pasaba, era un dolor agudo que sentía mi hija en ese brazo derecho, que luego empezó a manifestarse también el dolor en el pecho y espalda teniendo que mantenerse solo sentada para medio dormir.

A los 11 días, tras tanta desesperación y viendo que ya no podía caminar y el hueso del tórax inflamado que no la podía ni tocar, pude lograr una cita privada con un especialista traumatólogo. Este doctor, aparte de solicitar radiografías, pidió por preferencia que se le realizara una resonancia magnética, la cual solicité de inmediato y la programaron para dos días después. El resultado estuvo a final de la tarde, solo que la consulta con el médico para ver los resultados sería 4 días después. Sin embargo, el Dr. Juan Cabello hizo su obra y me llamó el viernes 10 de diciembre indicándome que llevara a la niña a un hospital infantil por urgencias para que la ingresarán y le administrarán antibióticos y que llevará el informe del resultado de la resonancia magnética, pues se veía un derrame de líquido.

A sí hice y a la salida del trabajo me fui de inmediato a buscar a mi hija y llevarla al Hospital Universitario Infantil La Paz, por urgencias infantil. A las 19:00h aproximadamente llegamos y expliqué todo el caso. Les dije “de aquí no me voy, no puedo seguir viendo a mi hija sufrir día y noche y cada vez peor”. Fhiorella y yo esperamos, Fue llamada a revisión y las doctoras la chequearon desde su cabecita hasta sus pies, Vieron los informes de todos los lugares donde la llevé y al cabo de una hora la pasaron a la sala de observaciones, donde le colocaron una vía intravenosa para suministrar calmantes y realizar analíticas en sangre.

E n la madrugada, una doctora se me acercó e indicó que le seguían haciendo los análisis en sangre y que seguirían realizando otras pruebas, ya que en la analítica aparecieron unas células extrañas, que me estarían informando luego. A la mañana siguiente me dijeron que iban a pasar a Fhiorella a una habitación en el área de oncología: No se asuste, ¡¡¡¡¡pero tenemos sospechas de que las células que estamos viendo son de Leucemia!!!!!, y para este caso tendremos que realizar dos punciones el lunes 13 de diciembre en la médula ósea y otra punción en la zona lumbar. En ese momento no sabía cómo digerir tal información. Era muy fuerte y sólo era una sospecha.

Pasaron a mi hija a la habitación y el domingo el hematólogo habló conmigo y me dijo que las células anormales habían crecido en un 20% . Vaya qué impresión al ver que todo en su cuerpo iba tan rápido. Por eso tantos dolores en su cuerpo.

E n la mañana del día 13 mi hija fue llevada a terapia intensiva para realizar las punciones y de una vez le aplicarían su primera quimioterapia. Luego en la tarde el médico se reunió conmigo y me confirmó las sospechas que tenían, el diagnóstico: Leucemia linfoblástica aguda tipo B de grado intermedio. Sentimientos encontrados tuve y sigo teniendo, no es fácil, cuando amas a tus hijos pues no quieres que les pase absolutamente nada. Muchas preguntas por hacer, y bueno, en resumen, el Dr. me indicó que era un tratamiento de dos años y que el 95% de los casos tiene cura. Parece increíble pero el martes 14 mi hija ya casi no tenía dolores en el brazo, tórax (pecho) y espalda.

Bajo esta perspectiva, nuestras vidas han cambiado de manera drástica. Nunca pensamos que por un dolor en un brazo, tórax y espalda; Fhiorella tendría tal diagnóstico. Es una enfermedad que requiere de mucho.

A día 28 de diciembre llevaba 4 quimioterapias y una cirugía en el pecho, realizada el 27 de diciembre, para colocarle un Port A Cath, para realizar todas las quimioterapias en una de las venas centrales directamente. Además de realizar nuevamente las punciones.

H an sido días de mucho estrés para Fhiorella, con mucha tristeza al pasar por tantas cosas al mismo tiempo. ¡¡¡Su autoestima cayó y sus palabras repetidas del por qué a ella le pasaba eso son las interrogantes sin respuesta!!!

E n cuanto a nuestra vida en general: Somos venezolanos de nacimiento con mucho orgullo, también tenemos la nacionalidad Española por parte de mi padre, con mucho orgullo también.

Fhiorellita, tiene un hermano llamado Greg, que tiene un diagnóstico TEA, Trastorno del espectro Autismo. S u padre vive en USA. A l día de hoy, septiembre 2022, les puedo resumir que han sido días difíciles y otros buenos, con mucho que contar de lo que hemos aprendido con esta experiencia; en casa, en el hospital, en la ambulancia, con el entorno,... En general ha sido una total aventura.

Fhiorella es una súper niña, con una personalidad tan especial, cariñosa, toda una guerrera que ha llevado su enfermedad de manera valiente, tomando todo lo bueno, y tendrían que conocerla para ver y sentir su espíritu. Q uerer retomar su vida y volver a compartir con sus compañeros de clase, es su anhelo. P ienso que todo se puede superar cuando tienes a tu lado a personas que te dan ánimo con su apoyo, su amor, sus oraciones, sus buenas vibras y energías positivas. ¿Eso no tiene precio!. Les agradezco a todos. 😊

También debo agradecer enormemente a aquellas asociaciones que estuvieron desde el inicio dando todo su apoyo incondicional y haciendo posible muchas acciones. Por ejemplo, traer de Venezuela a la abuela de Fhiorella, mi madre, para apoyarnos. Aún debemos continuar con esta batalla hasta diciembre de 2023, con mucha FUERZA Y GANAS de superar todo y que mi hija esté super sana, para que pueda cumplir todos sus sueños y vivir la vida.

De todo corazón 💕

Muchas Gracias. Infinitamente Bendiciones a todos.

Dejar un comentario

Entradas relacionadas

Alma
Hola me llamo Alma tengo 12 años y llevo más de 5 conviviendo con la Leucemia. Todo comenzó con 7 años recién cumplidos. Empecé a…
Leer más
Samantha
Samantha nació el 24 de noviembre de 2015. Era una niña muy sana. Y cuando tenía 1 año comenzó a presentar fiebre y sú abdomen…
Leer más
Marta Hervas
Todo empezó el verano de 2017, Marta tenía 18 meses. Siempre ha sido una niña especial; risueña, cariñosa, bonita. Q voy a decir yo, su…
Leer más
Paula de la Cruz
Muy Buenas amig@s!! Me llamo Paula de la Cruz y tengo 13 años. Aunque nací en Madrid, vivo en Cabanilllas del Campo (un pueblo de…
Leer más
Aaron
Aarón era un bebé normal de casi 12 meses, pero llegó un día en el que empezó a no comer bien y no dormía apenas.…
Leer más
Paula
Me llamo Paula y en junio de 2021 me dieron la respuesta a lo que me pasaba. Después de un tiempo con mareos, cansancio y…
Leer más
Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner